El contenido es el rey

/ / Sin categoría / 29 agosto, 2017

Dentro del boom del marketing digital muchos especialistas coronan al contenido con el título de rey, y no es para menos, ya que es la médula espinal de la comunicación entre usuarios, servidores, emisores y receptores.

Cuando generamos contenido buscamos llegar a la conversión y fidelización de nuestros clientes. Logramos identificar el formato que mejor se adapte a lo que necesita nuestra audiencia y lo utilizamos como herramienta potencial para ganarnos el corazón de los clientes.

¿Cómo lograr buen contenido?

La idea es construir relaciones a largo plazo a partir de una comunicación integral, con valor agregado, competitiva, de calidad y relevante.

Nos relacionamos en una sociedad “hiperconectada” que está expuesta a miles de mensajes e información. No es sencillo comunicarnos con ellos, o inclusive pasar el filtro de su interés. Esa es parte de la magia del contenido, no es decir por decir, comunicar por comunicar; informar por informar; sino que sea contenido de utilidad.

¡BINGO!

No importa mucho si tenemos algo interesante que comunicar; esa no debe ser la primera pregunta que nos debemos plantear. La clave está en responder: ¿Y qué es lo que la audiencia desea saber?

5 Pasos para desarrollar contenido digital

Las recetas en marketing digital no son eternas, no son sistemáticas, ni metódicas; pero si son cien por ciento experimentales. Nunca hay que dejar de lado que en marketing la fórmula siempre depende de los factores involucrados y la suma de ellos. Dicho esto, resumimos los pasos que recomendamos seguir para generar confianza.

1.- Definir a tu público es importante para saber qué es lo que necesita.

2.- El formato deberá responder a la pregunta del medio donde será difundido.

3.- Siempre deberás evaluar que sea información de utilidad.

4.- Deberá ser contenido que aporte valor a nuestra audiencia.

5.- Deberá resolver necesidades inmediatas.

 

¿Casos de éxito?

Estemos de acuerdo o no, las televisoras mexicanas lograron posicionarse en su momento como empresas generadoras de contenido multimedia de rango importante a nivel mundial con los formatos de sus telenovelas.

Importantes cantidades de dinero que se pagaban por la exportación de sus novelas, el alcance y gusto en países inimaginables y los altos precios pagados entre producciones y actores o talento participante, avalaron que entre la séptima y noventa décadas del siglo XX ese contenido era el rey.

¿Qué pasa ahora?

La tendencia del consumo en contenidos multimedia se inclina hacia el livestream. Su crecimiento exponencial a lo largo del mundo también avala la hipótesis generacional; pero sin duda también centra al poder de contenido en una pieza fundamental en la era digital que estamos viviendo.

 

¿Y tú qué tal conectas con tu audiencia? ¡Conócenos!